Home » Psicoterapia » Conducta, pensamiento y emociones

emociones

En ocasiones en terapia, intento explicar a mis pacientes, como funciona la estructura de pensamiento y como poder modificar la conducta que está provocando sufrimiento en su vida.

Para eso es bueno observarnos a 3 niveles:

CONDUCTA

PENSAMIENTO

EMOCIÓN

Emoción: Es evidente que las emociones, las sentimos, están ahí desde que nacemos y no podemos evitarlas, podemos no expresarlas, ocultarlas, pero no dejamos de sentir, si nos fijamos bien, cada una de las situaciones que vivimos en nuestra vida, nos hace sentir y esto es un hecho inevitable.

Pensamiento: Es un proceso complejo propio de los seres humanos que de alguna manera genera y controla nuestra conducta. Se conoce como la capacidad mental para ordenar, dar sentido, interpretar la información disponible en el cerebro. Sobre el pensamiento si podemos “decidir” o elegir que pensar, en función de como elaboremos nuestro pensamiento,  de que “decidamos pensar” nos va ha hacer sentir de una manera u otra.

La conducta: Podemos encontrar diferentes definiciones de conducta, como esta. La conducta está relacionada a la modalidad que tiene una persona para comportarse en diversos ámbitos de su vida. Esto quiere decir que el término puede emplearse como sinónimo de comportamiento, ya que se refiere a las acciones que desarrolla un sujeto frente a los estímulos que recibe y a los vínculos que establece con su entorno.

Entre estos tres conceptos hay una relación muy estrecha si yo modifico mi pensamiento probablemente de lugar a un cambio de mi conducta y finalmente generare un tipo de emociones. En nuestra vida nos encontramos con dificiultades para cambiar nuestro pesamiento, nos falta motivación o no tenemos herramientas para hacerlo, al fin y al cabo tendemos a ser persistentes.

Otra opción es decidir cambiar nuestra conducta es decir, la manera en la que hacemos las cosas al igual que hacer cosas diferentes, cuando realizamos conductas diferentes genera en mi pensamientos diferentes, que finalmente darán lugar a otro tipo de emociones.

Por ir resumiendo cuando sentimos emociones adversas, no podemos intervenir directamente con ellas, es decir, no puedo “decidir” sentirme mejor, pero si podemos intervenir cambiando nuestro pensamiento o nuestra conducta, la modificación de ambos conceptos darán lugar a emociones diferentes.

Muchas veces resulta difícil hacer este tipo de cambios, por eso la ayuda de un profesional de la psicología en situaciones como está es fundamental.

Y tu ¿quieres seguir sintiéndote mal o has decidido pensar de forma diferente o empezar a hacer cosas diferentes ?

by @davidgamez

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

comments

  1. Oswaldo dice:

    Buenos dia, soy oswaldo, he querido cambiar mi conducta y no he podido tengo 7 años casado tengo dos hijos pero me gustan los hombres, ya mi esposa esta al tanto de todo porque se lo dije, actualmente nos encontramos separados pero ella quiere que vuelva a su lado que ella me ayudara a cambiar, usted cree que yo pueda dejar de sentir afecto y deseo por alguien de mi mismo sexo?

  2. Segovia dice:

    Muy bien la explicación. Se puede comprender con mayor facilidad. Me gustaría saber algo algun consejo sobre vinculos con personas que nos hacen mal. Por ejemplo familiares o bien ex parejas con hijos en comun que normalmente son vinculos que estan como obligados a mantenerlos aunque sea mínimo pero en muchas situaciones constituye problemas tras problemas discisiones y rencores uno tras otro.

  3. Airun dice:

    Hola!queria hacer una pregunta.
    Tengo un amigo que cambia de pensamiento muy rápido con todo…primero dice una cosa,luego otra y siempre asi…es muy indeciso,no se aclara en nada!y nose como ayudarle.Será bipolar?

  4. Liliana dice:

    Hermoso

  5. María Tojo dice:

    Me gusta mucho su publicación y enfoque. Favor mantenerme al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *